Un Padre Nuestro y Diez Ave María por una Año Mejor.

Termina el año 2012, llegó la Nochebuena y la Navidad, con ellas, los deseos y anhelos para el año Nuevo, la oportunidad para la reconciliación, el reencuentro.Iglesia La Milagrosa. Guantánamo. Unos ruegan por mejoras salariales, otros por la prosperidad laboral, todos por la buena salud y “Monseñor Wily” hombre tocador de la guitarra, aunque solo sepa rasgarla y con ella realizarse como cantor de la Guantanamera,  melodía que conserva en uno de los tinajones traídos de su tierra agramontina, la heroica Camagüey, da sus bendiciones a cristianos y no cristianos, seguro de que el mal se puede vencer con el bien, el amor es más fuerte que el odio y que es posible perdonar a quienes nos hayan ofendido. En Tacre. Imías. GuantánamoHombre culto, amante de la gente sencilla y el lenguaje claro, es este que hoy tengo frente a mi, y que tantas veces he contemplado mientras cruza las calles “rectas y de parquedad catalana” de Guantánamo, entonces sin vestidura litúrgica, captando el mensaje necesario y preciso para su sermón. Con ademanes corteses, se desplaza Monseñor Wilfredo Pino Estévez, Obispo de la Iglesia Católica de Guantánamo-Baracoa quien se declara seguidor de San Antonio María Claret, español, Arzobispo de Santiago de Cuba (1851-1857) destacado por su celo evangelizador. Con la pureza de sus pensamientos me habla de sus preocupaciones por los habitantes de las zonas montañosas del Guantánamo que hoy le abraza, y me dice que…. “del 2013 espera y confía, sea un año para que la familia cubana pueda resolver más de sus problemas, aliviar las angustias y sufrimientos que hoy le sobrecogen y mirar con alegrías la mirada de Dios”, y en su mensaje a Guantánamo, con motivo de la navidad y Año Nuevo 2013, Monseñor Wilfredo Pino Estévez, el “Obispo Wily” destaca esta oración, regalo de una mano amiga como reconoce él en su bendición: “ Señor Dios, Dueño del tiempo y de la eternidad, de hoy, del mañana y del pasado; al terminar este año, quiero darte gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por lo que fue posible y por lo que no pudo ser. Te ofrezco lo que hice en este año, el trabajo que pude realizar, las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir. Te presento a las personas que a lo largo de estos meses amé, mi familia, los antiguos amigos y las nuevas amistades; a los que pude escuchar y los que lo hicieron conmigo, los más cercanos a mí y los que están más distantes; los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar; aquellos con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría, y aquellos que ya no están….Pronto llegaran los días de un almanaque aún sin estrenar y te presento esos días que solo tú sabes  si llegaré a vivirlos. Hoy te pido para mi y los míos, la paz, la alegría, la fuerza, la esperanza, la prudencia, la claridad y la sabiduría para vivirlos bien. Quiero vivir cada día con optimismo, alegría y bondad, llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz. Cierra mis oídos a toda falsedad y mis labios a palabras críticas, mentirosas, egoístas, o hirientes, abriendo, en cambio, mi ser a todo lo que es bueno. Que mi espíritu se llene solo de bendiciones y las  derrame a mi paso. Cólmame de bondad y alegría para que cuantos viven conmigo se acerquen a mí y encuentren en mi vida un poquito de Ti. Danos Señor, un Año sano y lleno de felicidad para compartirla con los demás. AMEN.”

Y yo… agradecida de lo que el 2012 me permitió, te pido además, ten piedad de los Cinco hombres cubanos que hoy desde sus prisiones en Estados Unidos abrazan el sacrificio y  se alegran en los tormentos, acoge  a las 28 víctimas que desde ese mismo lugar sucumbieron  ante la masacre a la  escuela primaria de Connecticut, permite que la violencia , la falta de tolerancia  y todo cuanto pueda lastimar la paz entre los hombres sea desterrado de  este mundo, has posible la congregación de todas nuestras musas y  alivia la salud de los enfermos , da luz a nuestros líderes políticos, gobernantes, obispos, sacerdotes, diáconos y religiosas para que sus empeños hagan mayores nuestras fuerzas y valores  en defensa de esta familia común que  tenemos todos y se llama Cuba,   significa el día de hoy, el año que comenzará y  la vida de todos.

Feliz navidad, mejor Año Nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: