El Jazz, más de un siglo y el Guantánamo de Hoy

No pretendo hacer la historia de más de un siglo , hoy solo intento despertar en ustedes el deseo por un momento de buena música. Sugiero dejarse seducir por una tarde de jazz y aunque mi experiencia fue de noche, voy a probar convencerle de no resistirse a esta invitación. Bouncing Tempo es el nombre que identifica a uno de los proyectos más contemporáneos en maneras de hacer y expresar  la música del Guantánamo de hoy.

El jazz, género musical nacido en la segunda mitad del siglo XIX en Estados Unidos y propagado de forma global a lo largo de todo el siglo XX, es el pretexto para que un grupo de 8 músicos graduados de las Escuelas de enseñanza artística en Cuba, tomen por asalto el espacio que ofrece el Café Cantante “América”, una de las instalaciones recreativa de más reciente creación en Guantánamo y donde en busca de que la tarde se vuelva inquieta y libre,  ganan el pentagrama musical para interpretar un repertorio que sin esquemas se pasea desde temas de la vanguardia del género hasta la más original fusión del jazz con lo excelso de la música tradicional y la Timba Cubana.
Cuatro años dan fe del nacimiento de Bouncing Tempo. Improvisación, riqueza rítmica, notas “blue” hacen que se mueva la tarde al sonido del saxofón convertido en el principal instrumento solista, la trompeta, uno de los instrumentos rey del jazz, piano, guitarra bajo, percusión, clarinete y voz. Para Ernesto Benítez, pianista y Director Musical de este proyecto, Bouncig Tempo es un sueño logrado, para mí, el poder escucharlo significó una noche de placer, para usted que tiene a sus manos la invitación para descubrirlo ha de ser un espacio que va más allá de la voluntad de 8 músicos, para convertirse en un momento de compartir saberes, habilidades, sentimientos. Músicos a los que Guantánamo, agradece el regresar, el querer hacer, renovar y reinventar un ambiente propio de esta expresión.
Cada tarde de domingo cuando marquen las 4, será la cita en el Café Cantante “América” de mi Guantánamo, que es la aldea de BOtti y la tierra que lleva en sus entrañas el empeño logrado de Antonia Luisa Cabal “Tootsi”, llegarán los amigos, los que desean solo curiosear, los que quieren probar, y allí estará Bouncig Tempo, el sueño que crece para hacer distintas las tardes de domingo del Guantánamo de Hoy.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: