20 de Marzo… Cuba, Obama y la Semana Santa

Bandera cubana

Amanece finalmente el tan ansiado Domingo 20 de Marzo, día que se inscribirá en la historia de nuestra Cuba como el día en que el Presidente Obama pisó el suelo de la patria de Martí, Fidel , de los cubanos que comulgamos  con la humildad, la verdad, el amor, será la primera vez que en casi un siglo un presidente activo de los EEUU visita la Isla.

 Hoy también se inicia la Semana Santa para los cristianos de todo el mundo, una invitación a disponer el corazón para propósitos de enmiendas. Es Cuba hoy, un hervidero de interrogantes,  de expectativas, de empeños y se me ocurre  que bien pudiéramos pedir en esta semana santa, para que se nos haga el milagro del buen hacer en aquellas personas que aún ignoran que existe el perdón, que vale más la voluntad  unida, solidaria, justa;  esos que por  momentos olvidan que la sonrisa de un niño es un regalo infinito, que la historia queda escrita para  con sus símbolos guiar,  como miguitas de pan el camino a recorrer,  que el sacrificio compartido nos hace mejores personas, que el valor de multiplicar el pan no es la cantidad, sino el gesto del compartir para todos.

 En el mensaje de Semana Santa de Monseñor Wilfredo Pino Estévez, Obispo de la Iglesia Católica de Guantanamo- Baracoa , expresa: … Perdonar como han dicho escritores y poetas, es imitar al árbol cuya madera es de excelente olor y “ perfuma el hacha que lo hiere “ , o ser como la pequeña flor de violeta “ que derrama su fragancia precisamente cuando se levanta el zapato que la plastó”. Perdonar es cumplir sinceramente con lo que decimos cada vez que rezamos el Padrenuestro: “perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden” (Mt.6,12) Perdonar es luchar con la fuerza del amor que construye y no con la fuerza del odio que destruye…. Perdonar  tampoco impide reclamar nuestro derechos, exige solamente que lo hagamos si  odio… si perdonamos sinceramente, recordaremos lo sucedido sin amarguras, sin dolor, sin resentimientos, sin rencores y sin la herida abierta”…

 Ahora entonces, mientras escribo estas líneas, finalmente llega el sol a mi ventana y me recuerda que siempre  aparece, que lo sabio es,  saber esperar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: