2017 Nuevo viaje alrededor del Sol

Vengo de una familia dónde parece es tradición dejarse arrastrar por las nostalgias que provocan las celebraciones de fín de año. Año tras años ví a mi abuela, ahora a mi madre,  meditar más de lo acostumbrado, rememorar recuerdos, lamentar pérdidas, en fín…  y yo ahí sin poder ni escapar de esto que llega a convertirse con cierta seducción en rutina para despedir y recibir los años que vivimos. Meditaba entonces en qué decir ,  qué me deja el 2016, qué retos me impone la llegada del 2017, qué hice mal, qué hice bien y por razones que sólo entienden estas nostalgias apareció esta reflexión que me atrapa y me sugiere inaugurar el 2017 haciendo algo pequeño que me asuste. Vale sonreír y dejar la posibilidad al susto, entonces pienso.. que el 2017 se inunde de  salud y paz para los míos, para mis vecinos, para los amigos todos, para el que pasó y alguna huella dejó, para quien está por llegar . Que los retos profesionales no falten y que la alegría no deje de salir de los más pequeños rincones.

  

feliz-2017Un nuevo viaje alrededor del Sol

Por Elena Milián Salaberri

Pronto la Tierra completará otra órbita alrededor del Sol para la gran mayoría de los habitantes del planeta, pues -al menos- desde 1582 en el Calendario Gregoriano, se recuerda el don del tiempo en nuestras vidas, a pesar de que no pocos consideren la fecha como otra de las tantas normas del hombre en su esencia social.

Esa motivación global, suma expectativas a la de este archipiélago, revolucionado también el Primero de Enero, de modo que sobran razones para empezar a contar ese día, y como en todo buen recuento es preciso hacer balances y fijar metas, siempre con la mira puesta en el derecho a la felicidad.

Probablemente recordemos las inevitables pérdidas, los logros, los deseos o intenciones que tuvimos el año pasado en el día último… ¿los cumpliste? Si es así, ¡Felicidades! Si no, ¿pues qué pasó?, analízalo, piénsalo, es necesario porque año con año la vida pasa y si algo queremos hacer, pues el momento es ¡desde YA!

Quienes cuentan más años ya superaron el “qué dirán”, la vergüenza de platicar con un desconocido, hacer algo ridículo pero divertido, en fin, tú mismo piensa ahora en algo que no haces por “vergüenza”, seguro que cuando seas mayor no te importará ya nada de eso… y ¿sabes por qué?, por la sabiduría de haber vivido más.

Y no únicamente se trata de más sino de “mejor”, o sea, en paz con la ética social y, sobre todo con uno mismo. Nada tan beneficioso como hacerse caso a sí mismo antes de que sea demasiado tarde, dejar de lado la vergüenza enfermiza, el miedo a fallar; nada de eso importará, sólo trascenderá que un día lo intentaste.

Si fracasas o triunfas, como quiera será divertido de contar; sin embargo, si no lo intentas, estarás fallando y caerás en la peor duda de cualquier persona: “hubiera podido ser”.

De esos pequeños detalles trata la felicidad y ¡ojo!, no existe felicidad sin pasar por el sacrificio, así como no se concibe un diamante sin haber sido antes carbón, según recuerdan los versos de José Martí.

Con todas esas consideraciones, sería bueno hacer balance cada mes, en aras de evaluar cómo vivimos en paz con nosotros mismos o no. Hagamos un ejercicio: este año será el último en detenernos por miedo, en proponernos metas ya incumplidas para no truncarlas de nuevo; en cambio, los desafíos se deberán basar en las verdaderas potencialidades, en la realidad: no debe cambiar el mundo, hemos de cambiar cada uno.

¿Qué les parece inaugurar el 2017 haciendo algo pequeño que nos asustaba?; Por ejemplo: bailar cual si nadie te mirara, repetirle “te quiero” a la pareja sin medir consecuencias de la confesión; cambiar de trabajo si no estás feliz; buscar una mirada perdida en la multitud y sonreírle. De hecho, la primera semana del nuevo año mantén presentes tus propósitos y da el primer paso para hacerlos realidad.

¡Ah!, escucha a quienes han vivido intensamente y ojalá te cambien sus palabras antes de que lo hagan los años. Si quieres sentirte tan joven como el propio 2017 en ciernes…AHORA es el momento y no lo dejes sucumbir en el conteo inevitable del calendario. Tal vez el próximo fin de año el balance favorezca los anhelos y los sueños deban entonces cuidarse de convertirse en mágica verdad.

Una última recomendación: ¡cuidemos la nave que circunda el Sol año tras año! La Tierra es el escenario de toda alegría. No pequemos de ilusos. ¡Felicidades!

(Tomado de Razones de Cuba)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: